domingo, 2 de julio de 2017

¿Que tan favorito es Federer y que tan posible su octavo Wimbledon? Análisis de sus rivales y el cuadro del torneo más importante del tenis mundial


Hace un año, el circuito ATP era un monólogo de Novak Djokovic 1 ATP y de Andy Murray, quien comenzaba a labrar con sus títulos en Queen´s y All England, el camino que lo llevaría a ser el número 1 del tenis mundial al final de la temporada.

Wimbledon llega en 2017 con un panorama muy distinto al de 2016. Los perfiles de los máximos favoritos y su actualidad, lo ponen en evidencia.

Novak Djokovic: ¿Resurrección o catástrofe?
Djokovic no pudo defender los títulos de sus últimos cuatro GS que había ganado en forma consecutiva entre Wimbledon 2015 y Roland Garros 2015. Así mismo 2017 es su primera temporada desde 2010, sin títulos en M1000 ni en GS en el primer semestre de la temporada. Djokovic llega al césped de la Catedral con su botín de títulos más bajo desde que es top 10 ATP (2007): dos títulos ATP 250, la menor categoría de los torneos ATP, en Doha (Dura) y Eastbourne (Hierba).  
Djokovic perdió el 1 ATP en Bercy en noviembre pasado, y desde allí sólo ha conseguido descender más en el ranking. Luego de 6 años y cuatro meses como top 2 ATP. Djokovic al no retener su título en Roland Garros, cayó al 4 ATP, su ranking más bajo desde 2009. No es ya el tenista invencible, se ha hecho mortal, y más ahora con 30 años cumplidos. Siente los partidos largos, el físico no es el de antaño, y ya no puede darse el lujo de saltarse torneos previos para llegar en forma a un grand slam, y por eso, por primera vez desde 2010 ha jugado uno en Eastbourne, donde ha salido campeón por primera vez en hierba en un torneo diferente a Wimbledon. Pero con Djokovic no hay que fiarse: ha tenido malos momentos en la cumbre como en 2013, y ha sabido volver al 1.

Andy Murray: ¿Wimbledon, la última chance o el final de su reinado en la ATP?
En el caso de Andy Murray, las cosas lucen aún más grises. Desconcertante ha ido su paso por el 1 ATP, al que llego con sobrados méritos luego de una fantástica temporada en 2016 ganando 9 torneos, incluyendo el oro olímpico en RIO, Wimbledon y el Torneo de Maestros en Londres. Un título ATP 500 en Dubai sabe a poco o nada, al lado de eliminaciones en primeras rondas en los M1000 de Indian Wells, Roma y Madrid, y en octavos de final en Australia. Roland Garros parecía mostrar una inflexión en el mal camino: eliminado en semis luego de 5 sets contra Wawrinka, pero venciendo categóricamente a Nishikori en cuartos y a Del Potro en tercera ronda. Pero viene Queen´s su torneo fetiche en hierba, donde ha ganado cinco veces, y lo eliminan en primera ronda. Algo que no pasaba desde 2012.
Ya ha dicho Murray en declaraciones que da por perdido el 1, y piensa en recuperarse de cara a un 2018 mejor. Murray perderá el 1 ATP si Nadal o Wawrinka pasan de tercera ronda y llegan una ronda por encima de el en Wimbledon, o si Djokovic gana el torneo, y ni Nadal, ni Murray ni Wawrinka pasan de la tercera ronda. Pero los números están ahí y dicen que Murray, después de Federer, es el tenista con más títulos y mejores números en hierba: dos Wimbledon, un Oro Olímpico y semis en Wimbledon.

Tiene el mejor revés, y quizá el mejor slice del circuito. Dos golpes que en hierba son fundamentales.  A lo que se suma, su capacidad de anticipación,  su volea y su juego en la red (potenciado por su excelente nivel jugando dobles), que son los mejores junto a Federer, en efectividad. Por eso no puede descartarse como candidato, porque además es usual que venga de menos a más en los grand slam, si pasa la primera semana es casi fijo en la final.

Federer y Nadal: los dueños y amos absolutos de la temporada
Los que han hecho diferente el panorama en 2017 son Federer y Nadal. Hace un año Federer llegaba a Wimbledon con enormes dudas por su lesión de rodilla y un juego bien discreto en Stuttgart y Halle, donde no pasó de semis perdiendo ante Halle y Zverev respectivamente. Por su parte Nadal por su lesión de muñeca se bajaba de la temporada de césped, priorizando su recuperación para los Olímpicos de RIO donde ganó el oro en dobles y obtuvo diploma olímpico en sencillos (perdiendo el bronce con Nishikori).
En 2017, como no pasaba desde 2007, Federer y Nadal llegan con un grand slam ganado, en Australia y Roland Garros respectivamente. Y como no sucedía desde 2006, Nadal y Federer llegan con al menos 2 M1000 ganados cada uno, antes de la cita en Wimbledon. Su era que era considerada (me incluyo) cosa del pasado, y que dominó al tenis entre 2005 y 2010, ha retornado con fuerza en 2017, dejando claro que los viejos rockeros nunca pasan de moda.

Roger Federer: Buscando en su Wimbledon #8, la consagración de un enorme 2017
En este contexto ¿Qué tan favorito es Federer en Wimbledon al que han llamado los expertos “el jardín de su casa”? Sin duda, el suizo es más favorito que en años anteriores. Desde 2009 no llegaba con M1000 y GS en su haber en la temporada antes de la gran cita en hierba. El noveno título en Halle, y la forma brillante en que lo ganó, sin ceder sets, ilusiona con el octavo título de Federer en Wimbledon, con el que se convertiría en el máximo ganador de la historia allí, honor que hoy comparte con sus siete títulos con Pete Sampras.
Además, estamos frente a un Federer muy distinto en su juego al Federer 2012 – 15, donde basaba mucho su juego en el saque, y era predecible con el clásico saque – volea que Annacone, su coach cuando ganó su último título le intensificó, y más con sus subidas a la red para acortar puntos, estrategia que Edberg en 2014 y 2015 le llevó a potenciar, con excelentes resultados hasta cuando tenía en frente a Djokovic y Nadal, que con passing – shoots, haciéndole desplazar de adentro hacia afuera, y atacando su juego de fondo y su revés con top, hicieron fracasar la causa del 18 grand slam entre 2013 y 2016.
 
Con Lujbicic como coach, Federer se ha reinventado como jugador. Se convirtió en un jugador que domina el fondo, con una mejoría notable del revés con top, que ha pasado de ser su punto débil a ser un arma letal, que obliga a sus rivales a buscar su drive e invertirse, lo que les ha incrementado su número de errores forzados frente al Maestro Suizo. Nadal lo ha vivido en dos finales en Australia y Miami, y en cuarta Ronda de Indian Wells, donde perdió frente a Federer sin poder encontrar fórmulas para contrarrestar al suizo.
Federer ya no se desboca yendo a la red. Domina el fondo, y sólo sube a la red cuando consigue cortar el ritmo y cambiar la velocidad con slice o drops, o cuando con el revés consigue no permitirle a su oponente mantener un patrón de juego. Federer 2017 es un jugador que improvisa con anticipación a la jugada de su oponente, y obliga a improvisar a sus rivales. Nadal sin el revés con top débil de Federer, tenía que hacer otras cosas: tirar al drive con fuerza e intensidad, hacer que Federer subiera a la red, descubriendo su passing, pero todo sólo lo llevaba a sumar errores.
Esta mejoría de Federer no es fortuita. Lujbicic es un coach de tiempo completo, que ha estado salvo Stuttgart, en todos los torneos de Federer. Y tiene una idea que se complementa con Lutti, el entrenador de siempre del suizo, porque Lutti intentaba, cuando Edberg no estaba con Federer, ponerle a jugar más desde el fondo y hacerle menos predecible su juegode saque, volea y red.
Edberg sólo aparecía en los Grand Slam y uno que otro M1000. Eso afectaba a Federer, que en los torneos jugaba al estilo Edberg, agresivo en la red, apoyado en el saque, juego efectivo contra jugadores con pocos recursos para contrarrestarle este juego, pero que naufragaba con Djokovic, quien, dominando desde el fondo, siempre encontró en el saque y red de Federer una invitación a desgastar el físico del suizo por sus continuas subidas, y una mayor facilidad para atacar con passing y su drive, el juego del suizo.
Este cambio de táctica con Lujbicic, ha hecho que Federer tenga respuestas y dé menos chances a sus rivales. En Australia, Miami, Indian Wells y Halle, los cuatro torneos que ha ganado (su mejor botín desde 2006 por número y calidad de títulos), Federer ha sabido regular fuerzas, jugando de afuera hacia adentro, dominando desde el fondo, y sin descuidar el saque, mostrar recursos en cantidad, intensidad y variación con su slice, su revés, su spin, que le llevan aun en partidos largos, a tener un menor desgaste.
Por eso Federer, este Federer, que es sólido en el fondo, el que ha armado Lujbicic e este 2017, es muy difícil de vencer en pista dura y en hierba. Por eso, Federer tiene su mejor oportunidad de ganar Wimbledon, independientemente del cuadro que está inundado de jugadores con un buen historial, pero con un mal presente. Hablamos de Dolgopolov, Raonic, el propio Djokovic. No tiene sino hasta la final, a Murray que es el jugador que puede igualarle en recursos jugando en hierba. Por eso Federer es candidato, serio y sin titubeos a ganar en Wimbledon. Claro, esto es tenis, y si Federer entra en lagunas como ante Haas en Stuttgart o el año pasado ante Raonic en semis en Wimbledon, las cosas pueden ser distintas. Federer es el máximo rival de Federer.
En ranking, las expectativas son pocas. Federer solo podrá volver al top 4 si gana el torneo y Wawrinka no pasa de cuartos de final. En todo caso, terminará por debajo de Djokovic, Nadal y Murray en el ranking. En la Race, no tendrá opción de dar alcance a Nadal, pero si puede quedar a una distancia menor a 1000 puntos que con la gira US Open, lo puede poner a pensar en ser 1 ATP otra vez.

Rafael Nadal es el enigma.
Títulos en Roland Garros, Madrid, Montecarlo y Barcelona. Sumarle finales en pista dura en Australia, Miami y Acapulco. Rafael Nadal ha sido el tenista con mayor regularidad en 2017.
El español viene a Wimbledon con la mayor opción de ser 1ATP luego de una fenomenal actuación en la temporada en tierra, donde ganó todo lo que disputó con excepción de Roma. Ganando Wimbledon lo será sin depender de otro resultado. Incluso, sin ganar el torneo, si pasa al menos a cuarta ronda, podrá ser 1 si Djokovic, Murray y Wawrinka, los tres, no llegan a una ronda por encima de Nadal (Murray) o no ganan el torneo (Wawrinka, Djokovic). En la Race, Nadal es sólido 1 con más de 2000 puntos de ventaja sobre Federer y ya aseguró cupo en el Master de los ocho mejores en Londres.
El tema es si Nadal puede revertir una tendencia a la baja en su desempeño en hierba que comenzó en 2011 con la final que perdiera ante Djokovic, resultado que llevó a Djokovic por primera vez al número 1 ATP. Desde su última final en 2011, la mejor actuación de Nadal en Wimbledon fue octavos de final en 2014. Wimbledon es claramente el peor grand slam de Nadal en la presente década, donde menos hace diferencia con el resto de jugadores. Sus lesiones en las rodillas, le llevan a ser menos arriesgado en sus desplazamientos en la hierba. Sólo en Stuttgart (la pista más lenta en hierba del circuito) 2015 Nadal pudo ganar un título en hierba, luego de su segundo y último título en Wimbledon en 2010.  
El cuadro ha favorecido a Nadal hasta octavos. Su potencial rival en cuartos, Marin Cilic, es un jugador top en hierba, y con más armas que Nadal en Wimbledon, por la potencia de su saque, su drive y revés. Sin embargo, Nadal en hierba es vulnerable. Prueba de ello, que jugadores fuera del top 50 como Rosol, Brown y Darcis lo han eliminado en primeras rondas en Wimbledon desde 2012.  
La competitividad de Nadal es lo que hace no descartarle. Jugará sin presiones, porque pase lo que pase, seguirá siendo después de Wimbledon el 1 de la Race, y se mantendrá en el top 4 ATP. Y porque defiende poco desde la gira US Open, teniendo aun oportunidades y muchas, de obtener el 1 al final de temporada, así no haga un buen papel en Wimbledon. Un triunfo o una final en la Catedral, sería el tiro de gracia con que Nadal comenzaría a sellar su cuarta temporada como 1 ATP.

Wawrinka: A por el Stan – Slam con el coach de Federer y Sampras. Paul Annacone
Stan Wawrinka es un hombre de grandes torneos. Irregular en los M1000 y en los torneos menores, su nivel top resurge en los grand slam. Wawrinka encadena tres GS seguido alcanzado semis, y en dos de ellos logrando la final. Es el único tenista desde 2014, aparte de Djokovic, que ha podido ganar más de un GS:  la pista dura de Australia 2014, el polvo de ladrillo en Roland Garros 2015, la pista dura de NY en el US Open 2016…la hierba de Wimbledon en 2017? El juego de números cuadra, y si estuviésemos frente a una prueba psicotécnica o de lógica, Wawrinka sería el candidato 1A para ganar Wimbledon, y ser el cuarto tenista, luego de Federer, Nadal y Djokovic en ganar los 4 GS.
Para estimular el juego de los números, Wawrinka ha acudido a Paul Annacone, para ser su coach alterno con Magnus Norman, en Wimbledon. Annacone fue el coach de Sampras y Federer en los últimos Wimbledon que ambos ganaron (2000 y 2012 respectivamente). 
Con Annacone, Wawrinka busca su primer título en Wimbledon y en hierba, superficie donde su palmarés aún no se estrena y que sólo registra como mejor actuación la final de 's-Hertogenbosch en 2013. Wimbledon es el único GS donde Wawrinka no ha llegado a semis. Su mejor actuación se dio en 2014 y 2015 donde sucumbió ante dos especialistas, Federer y Gasquet.
Wawrinka tiene la motivación de tener por primera vez la posibilidad de ser 1 ATP ganando un GS. Si gana Wimbledon es 1 sin depender de otro resultado, gracias a que en su cuadro tiene a Murray en cuartos y Nadal en semis, los tenistas que le separan de la cima.
Teniendo un buen saque y el mejor revés a una mano del circuito (en potencia y velocidad) Wawrinka debería tener mejores números en Wimbledon. Pero Wawrinka evita subir a la red, y su volea es bastante irregular, cosas que explican que no haya sido un suceso en hierba. Pero con Annacone, esos aspectos los puede corregir. Además, Wawrinka juega a ser siempre esa pieza que los demás descartan cuando quieren reducir al big4 de Federer, Djokovic, Nadal y Murray las opciones de triunfo en torneos grandes. Federer lo ha puesto como máximo favorito. Wawrinka es más peligroso “cuando nadie me ve” como reza la canción de Alejandro Sanz de su disco El Alma al Aire (2000).

El Cuadro y posibles sorpresas: Cilic y Feliciano López   

Murray: Un comienzo cómodo, hasta octavos donde tendría a Kyrgios como rival. Luego en cuartos tendría a Tsonga, Querrey (Verdugo de Djokovic en 2016) o Wawrinka. Allí tendrá su mayor obstáculo para llegar a la final. Vendría luego en semis Nadal (quien venció a Murray en semis en 2010 y 2011, pero un Murray sin títulos de GS) y Cilic (a quien Murray ganó en la final de Queen´s 2016). Un cuadro difícil, pero si Murray juega al nivel de 2016, lo debe superar con éxito para llegar a la final. La eliminación temprana que sufrió en Queen´s genera desconfianza, pero Lendl su coach, que sólo aparece en los GS, lo lleva a su mejor nivel.

Djokovic: En teoría, el peor cuadro en primeras rondas, entre los favoritos.  Del Potro en 3R, Feliciano López en 4R, Thiem o Gasquet en cuartos de final, tenistas que no han vencido a Djokovic en GS. Pero si Djokovic juega al 60% es claro semifinalista. Allí en semis si tendría su prueba más difícil: Roger Federer, a quien sólo la mejor versión de Djokovic y con sufrimiento, pudo vencer en 2014 y 2015 en la hierba de Wimbledon. Una final con Murray o Nadal, le da menos chances con el británico (Djokovic nunca le ha ganado a Murray en hierba, su único hándicap en sus enfrentamientos con el resto del Big4) y más chances con Nadal.

Nadal: Un arranque que parece fácil contra Millman, un tenista de la típica escuela australiana: buen saque, puntos cortos, y que tuvo contra las cuerdas a Federer en Brisbane 2015. Luego un camino placido hasta octavos donde tendría a Gilles Muller, ganador en 's-Hertogenbosch. En cuartos jugaría contra Cilic, donde tendría una prueba muy fuerte. En semis contra Murray es favorito por historial, pero desde 2011, cuando data el último triunfo de Nadal ante Murray en hierba, han pasado cosas: dos títulos de Murray en Wimbledon, y que, de darse ese partido, define el 1 ATP.  La final la tendría ante Djokovic o Federer, con ellos Nadal perdió tres finales de Wimbledon, de cinco que disputó. Pronóstico: debería quedar eliminado en cuartos. El Nadal Post- 2011, es menos en hierba que los demás del BIG4 + Wawrinka. Bastante menos.
Su favoritismo irá de la mano con eliminaciones sorpresivas y tempranas de Federer, Djokovic, Murray, Wawrinka y Cilic. Es difícil ver al Nadal de hoy, ser top y hierba. Pero la competitividad de Nadal en este 2017 le da chances. Es el menos favorito de los favoritos y sería sorpresivo que al menos Nadal llegue a semis. La vida es de sorpresas.

Wawrinka: Querrey o Tsonga en 4R, Haas en 2R, rivales a considerar, Tiene el emparejamiento hipotético en cuartos de final más difícil. Andy Murray. Depende de él, y de la forma como maneje partidos difíciles que se alarguen, donde Wawrinka es de extremos: o lo da todo como contra Murray en semis de Roland Garros, o tira la toalla temprano como contra Nadal en la final de dicho torneo, hace un mes.
Federer: El cuadro más difícil por nombres entre los favoritos, pero que se ve accesible examinando el presente de sus rivales. Debuta con Dolgopolov que no es top en hierba, y quien, con 28 años, no pudo consolidarse en el circuito. En 3R tendría a Tomic o Misha Zverev, que nunca han destacado en Wimbledon. Luego, Federer tendría en 4R a Isner (el mejor saque de la ATP pero que en Wimbledon no ha llegado a cuartos de final) o Dimitrov (de un gran arranque en 2017 y un fuerte bajón luego de alcanzar semis en Australia. En cuartos vendría Raonic o Alex Zverev, tenistas que lo han derrotado en hierba. No obstante, Federer viene de ganar a Zverev con contundencia la final de Halle, mientras Raonic hace una temporada muy discreta, marcada por las lesiones y eliminaciones tempranas en los M1000 y GS.  En semis un duelo con Djokovic, donde Federer por presente sería favorito, al igual que en una final contra Murray o Nadal.
La variable condición física es crucial: Federer deberá acortar su tiempo en cancha en primeras rondas, para llegar con una condición física idónea en cuartos de final hacia adelante. Federer sigue siendo el favorito 1A

Las amenazas o posibles sorpresas

Alex Zverev, Thiem, Cilic y Feliciano López. Un poco menos que ellos, Raonic (por su mal año, aunque en Wimbledon tiene ya dos semis, en 2014 y 2016 donde alcanzó la final). Una mezcla de juventud y experiencia.  Pero si Federer, Murray o Djokovic juegan a un 80% de su nivel. Cilic parece por físico y tener ya un GS y un M1000 en su haber, el único que podría contrarrestarlos, pues ya lo ha hecho en torneos grandes contra los tres. Thiem viene mal con eliminaciones tempranas en torneos previos en césped, y parece, acusando el desgaste de muchos partidos en arcilla.

Feliciano López es la otra gran amenaza. Final en Stuttgart y Campeón en Halle. 9 triunfos por una derrota, lo hacen el tenista con mejores números en hierba en 2017 previo a Wimbledon. Uno de los mejores saques, excelente en la volea, un revés a una mano con todas las variantes, dominio del slice, dominador en la red, y con una gran condición física pese a sus 36 años, que ni por asomo revela en la cancha. Wimbledon es el GS donde más partidos ha ganado, 32, con un rendimiento del 69%, llegando tres veces a cuartos de final.
Por ahora, sólo resta esperar a que comience Wimbledon. Nada de lo que acá se ha expresado puede cumplirse. Pero hay que tener claro, que siempre que hablemos de Wimbledon, el nombre de Federer mientras el suizo juegue al tenis, será sinónimo de favoritismo. Es el torneo que Federer siempre quiere ganar, y en el que sus seguidores, lo queremos ver ganar siempre.
Les dejo con un resumen de las mejores jugadas de Federer en su último torneo en Halle, donde ganó por novena vez, siendo el tenista que más veces ha ganado un mismo torneo en hierba (9).
Estaremos en el blog, haciendo análisis de los partidos de Federer y sus rivales, en el día a día de Wimbledon. 

Que comience la función, Wimbledon en RFTB ya arrancó.  

 



Algunos Datos Extras:
- En todos los años donde Federer ganó partidos a Nadal en torneos ATP primer semestre, como ha acontecido en 2017, Federer ganó Wimbledon: 2005/2007/2009/2012.
- Los Títulos de Nadal en Wimbledon (2008/2010) tuvieron en común que Nadal ganó a Federer todos los partidos que jugaron entre sí primer semestre. En los cinco años que jugó la final, jugó previamente en la hierba de Queen´s, torneo que declinó jugar en 2017, aduciendo cansancio luego de jugar 25 partidos en arcilla, y ganar Roland Garros.
-Siempre que Federer ganó o hizo final en Australia Open y/o ganó Indian Wells, ganó Wimbledon: 2004, 2005, 2006, 2007, 2009, 2012.
-Todos los jugadores que han  ganado Wimbledon desde 2004 (Federer, Djokovic, Murray, Nadal) han sido semifinalistas en Australia
- La última edición donde ganó un tenista fuera del Big4  (Federer, Djokovic, Murray, Nadal) fue hace 15 años: Hewitt que en 2002 venció a Nalbandian.
- Es el único de los cuatro grand slam que sólo ha sido ganado por el Big4 desde que Federer, Djokovic, Murray, Nadal juegan simultáneamente en el circuito ATP (2005-?).
- Es el único de los cuatro grand slam, donde todos los miembros  del Big4  (Federer, Djokovic, Murray, Nadal) han disputado al menos dos veces la final, y han ganado el torneo y han perdido en la final.  
- Es el único grand slam donde todos los miembros  del Big4  (Federer, Djokovic, Murray, Nadal) han ganado el título al menos dos veces.
- Con excepción de 2013, desde 2002 quien gana Wimbledon termina top 2 la temporada ATP.
- Con excepción de 2003,2012 y 2013, desde 2002, quien gana Wimbledon termina 1 ATP la temporada.

Un abrazo a todos

Romel Rodriguez

6 comentarios:

  1. saludes

    excelente análisis.. felicitaciones..
    vamos con fe por el 8avo..

    para algunos blasfemos les queda claro FEDERER ES EL RIVAL DE FEDERER

    h.nk p

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Exelente analisis! Muy completo. Vamo arriba Roger!

    ResponderEliminar
  4. amigo porque el ranking ATP no coincide con los nros de cada jugador en el torneo(ejemplo Roger, Nole y Stan), se tiene en cuenta la historia de cada jugador en el torneo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo2/7/17 22:08

      Porque Wimbledon es el único torneo donde la pre-clasificación es diferente a los puntos ATP se suma el 100% de los puntos en torneos de césped de los últimos 12 meses y el 75% de los puntos del mejor torneo sobre césped del jugador de hace 2 temporadas.

      Eliminar